"Donde se quiere a los libros también se quiere a las personas" Heinrich Heine

miércoles, 25 de enero de 2017

ESTANCAMIENTO DE LA LECTURA


Hace unos días ha aparecido el Informe sobre el sector del libro en España. En él, los editores recogen las principales estadísticas en relación a la lectura: edición, comercialización y lectores. 
Ilustración Arthur Getz

De cada 100 libros publicados:
- 22 son digitales y 75 en papel
- 21 son libros traducidos
- 6 se publican en alguna lengua extranjera
- 85 son una primera edición
- 67 se registran entre Madrid y Cataluña
- 20 son de literatura; 14 de texto y 11 de infantil y juvenil.

Está claro que cada vez se editan más libros y hay oferta y variedad para todos los gustos. Sin embargo, esto no se traduce en unos niveles altos de lectura. Destacan datos como los siguientes:

- El 39,4 % de los españoles no leyó ningún libro en 2015.
- El 35% de los españoles no lee "nunca o casi nunca"
- El 42% de aquienes no leen argumenta que no les interesa.
- El llamado "lector frecuente", aquel que lee al menos una vez por semana, subió cada año.

De ahí que Antonio María Ávila, director ejecutivo de FGEE, lamente un “estancamiento” de la lectura. 
Ilustración: Phil Wrigglesworth

Uno de los factores más interesantes es el auge de las recomendaciones online, y por otro de prescriptores como blogs y "booktubers".

El texto también se centra en el auge de la narrativa transmedia, aquella que se mueve en varios formatos a la vez (cómic, cine, series, libros, videojuegos...) e invita al fan a participar y ser parte activa. Ejemplos claros son Juego de Tronos, Star Wars o la saga de Harry Potter.

Ilustración: Guillermo Martí Ceballos
El perfil del nuevo lector, mezcla papel y formatos electrónicos, emplea mucho su móvil y vive atento a todo y nada. Las tabletas han entrado en la lectura nocturna, un nicho que antes pertenecía a libros y revistas. Y han creado un nuevo mundo de acceso pero también más distracción potencial.

El informe apunta a la importancia de darle “más valor social” a la lectura para reclutar a más lectores.

El informe muestra así que leen más los jóvenes, los universitarios y los habitantes de municipios de más de un millón de habitantes. 

También señala que el número de bibliotecas se ha mantenido pero los problemas se multiplican: las aprovecha apenas un cuarto de la población, están abiertas menos horas, hubo menos préstamos y las colecciones han envejecido. Prueba de ello es, la caída del gasto en adquisiciones. El documento deja claro además cómo ha disminuido el apoyo público a las bibliotecas escolares.

Ilustración: Vlad Studio
El texto crítica la LOMCE. La anterior normativa fijaba un tiempo diario de lectura no inferior a 30 minutos para la Educación Primaria, aspecto que en la nueva ley, ha desaparecido.

Sobre esta base, reforzada por cifras y opiniones de expertos, los editores pretenden renovar la petición al Gobierno para que ponga en marcha un Plan de Fomento de la Lectura. Más dinero para las bibliotecas, ayudas a los libreros o un IVA reducido para los libros electrónicos son algunas de las ideas propuestas para que esta gran novela tenga un final feliz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario