"Donde se quiere a los libros también se quiere a las personas" Heinrich Heine

sábado, 16 de marzo de 2013

IGNACIO SANZ, EL PODER DE LAS PALABRAS

Esta semana hemos recibido en nuestra biblioteca a Ignacio Sanz, escritor, sociólogo, alfarero y narrador oral. Tuvimos la suerte de contar con él durante toda la mañana ya que se encontró con sus lectores de 1º, 2º, 4º y 5º de primaria en cuatro sesiones diferentes.

El alumnado de primer ciclo había leído su libro de poesías Cómo como, un auténtico deleite  de momentos y sensaciones cálidas con los manjares de la mesa. Entre poesías, comentarios, trabalenguas y cuentos encadenados transmitió al alumnado la importancia de la narración oral, el juego que dan las palabras y el disfrute de la poesía con todo lo que nos aporta. Es curioso conocer que este libro surgiera a partir de letras de canciones, que en torno al cerdo y al vino, le solicitó el grupo musical Nuevo Mester de Juglaría. Y así se convirtió en un carnaval literario, un libro dedicado a la comida.
Ignacio quedó impresionado cuando los niños le mostraron el libro que cada clase había elaborado a partir de la interpretación de sus poesías con unas magníficas ilustraciones.

El alumnado de 4º y 5º habían leído El pinsapo de la plaza . Primero nos contó que la historia surgió a partir de la imagen real de un pinsapo derribado por un gran vendaval. A partir de aquí empezó a cuestionarse cuál sería la historia de este árbol, cómo habría llegado hasta tierras castellanas y poco a poco fue componiendo esta historia, que simboliza la importancia de los árboles en la vida de las personas. Al final distintos personajes cuentan su propia interpretación de lo sucedido, con una riqueza de estilos y registros lingüísticos que nos hacen ver el jugo que se les puede sacar a las palabras.

Ignacio se siente privilegiado por tener el oficio de los soñadores, que plasman un sueño y hacen partícipes a los lectores. Dice que, un escritor es un lector que ha incorporado la tradición literaria, alguien para el que la literatura forma parte de su vida.
Nos contó que buena parte de su encantamiento con la literatura se lo debe a la narración oral  recibida de su abuela, que se sabía todos los romances, canciones, trabalenguas y otras historias de nuestra cultura popular. También en parte, a una chica de la cual anduvo enamorado. En ese momento comprobó que los poetas expresaban lo que él sentía y que era necesario aprender a expresarse con sus propias palabras, porque había descubierto el poder de las palabras.

Ignacio piensa que "detrás de un libro laten historias que conectan con el mundo sin necesidad de salir de una habitación. Los libros son ventanas al mundo". Por otra parte, "los libros leídos hablan de quienes somos, son nuestra carta de presentación".  Nos habló también cómo han influido algunos libros y autores en su vida. Y que "damos pasos a partir de las heridas porque el que vive situaciones extremas , cuando la vida es dura, es el que tiene algo que contar a los demás". 
En relación al cine o la televisión afirmó que la literatura nos hace imaginar y ser protagonistas activos y no pasivos de las historias; que los matices están en las palabras.

Por último, nos dijo que sentía  la biblioteca como el lugar más cálido de todo el centro. Y nos gustó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario