"Donde se quiere a los libros también se quiere a las personas" Heinrich Heine

viernes, 3 de febrero de 2017

PABLO ZAPATA, REIVINDICA LA FANTASÍA COMO UN TESORO PARA LAS PERSONAS.

El martes 31 de enero visitó nuestra biblioteca Pablo Zapata. Primero mantuvo un encuentro con el alumnado de sexto curso que había leído Un oasis en la India y después con el alumnado de cuarto que había leído Los caballos del Dalai Lama.

Pablo Zapata nació en Navarra, fue docente durante un tiempo y conoce el mundo de las bibliotecas escolares ya que montó decenas de ellas. Ha estudiado a fondo la literatura infantil y juvenil y escrito artículos y libros sobre el tema. Le gusta viajar a lugares remotos y escuchar cuentos y leyendas en la voz de las personas mayores que, para él son, como bibliotecas hablantes. Esos lugares visitados inspiran a algunos de sus libros de literatura infantil y juvenil.

Con el alumnado de cuarto, Pablo comenzó contándoles el viaje que realizó por Nepal y el Tíbet hace unos años. Nepal es un pequeño país enclavado en las faldas de las montañas más altas del mundo. Supone un gran atractivo para los montañeros. Es un país donde abundan los lagos y cascadas, las llanuras y los valles fértiles, las nieves eternas de sus montañas y la jungla con fauna y flora de variadas especies. La vertiginosa altitud de los Himalayas y el recogimiento espiritual de sus gentes son todavía desconocidos para muchos.

Nos comentó cómo surgen las montañas del Tíbet, su situación geográfica, cómo es la vida y costumbres de los habitantes de esta zona del mundo, de la vida de los monjes y del Dalai Lama.  También nos habló de la ciudad de Lhasa y de la carretera por la que pasó que circula por puertos superiores a 5.000 metros de altitud. Nos contó curiosidades del yak, un bóvido mediano de pelaje lanoso que se encuentra tanto en estado salvaje como doméstico y del que se aprovecha todo. Todo esto lo iba ilustrando con fotos de su viaje lo que hacía más sorprendente y verosímil todo lo que iba contando.

Y todo esto nos lo contó porque su libro está basado en un hecho real que sucede en estas tierras. En una gran plaza se celebra una carrera de caballos sin jinete. Tiene de peculiar  que siempre tiene que ganar el caballo del Dalai Lama. Por tanto, a los caballos que van en cabeza les ponen palos para que tropiecen y pierdan el primer puesto. Y a partir de esta injusticia surge la historia de este libro, una historia de amistad.


En este momento comenzó un turno de preguntas y respuestas que Pablo fue respondiendo ágilmente. Preguntas sobre los personajes, algunos animales que aparecen en el libro, sobre su viaje, sobre su proceso de escribir, sobre el ilustrador, etc.

Así supimos que, Pablo, considera viajar como una de las mejores formas de aprender, que en sus viajes toma notas y luego en casa va dando forma a sus libros, que se toma ciertas licencias creativas en sus historias que mezclan parte de realidad y de ficción y que ,cada día que escribe, no sabe cómo va a acabar y desarrollarse la historia. No suele volver a leer lo que ha publicado. Para escribir, dice Pablo, hay que tener algo que contar, tener fantasía y el vocabulario necesario para expresarlo.


Pero si se hizo escritor fue porque antes había sido un gran lector. Alguien que no lee no podrá escribir bien. Nos contó que tuvo la suerte de tener un maestro que fue poniendo en sus manos libros y más libros hasta que se volvió un adicto a la lectura. Habló de los beneficios de la lectura. A través de los libros vamos accediendo al conocimiento y teniendo cultura, podemos vivir y viajar a sitios remotos de mano de la fantasía, mejoramos nuestra lectura a medida que la practicamos y sobre todo, la lectura relaja, nos evade de las situaciones y momentos que vivamos realmente. Y también, leyendo nos lo pasamos bien. La lectura nos hace felices y libres, y nos ayuda a conseguir más fácilmente lo que cada uno se proponga. Reivindicó la fantasía como un tesoro para las personas.


También intercaló algunas historias que evocaron en la imaginación del alumnado escenas y vivencias que vivieron plenamente, ya que Pablo es muy buen narrador oral también. Al final hubo la tradicional firma de libros.

Nos ha gustado mucho el encuentro con este autor que nos invita a la leer siempre y a escribir lo que queramos. Gracias Pablo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario