"Donde se quiere a los libros también se quiere a las personas" Heinrich Heine

martes, 26 de noviembre de 2013

UNA BIOGRAFÍA, MUCHO MÁS QUE UNA VIDA

Estos últimos días han estado leyendo en la biblioteca las biografías que han escrito los alumnos y alumnas de tercer ciclo. 

Recordemos que en la biblioteca se empezaron a leer varios libros sobre biografías, que se los llevaron a las clases para seguir la biografía de distintos personajes e ir comentándolas y compartiéndolas entre todos y que, previo conocimiento de cómo tenían que abordar este escrito, les tocaba escribir una biografía de una persona elegida por ellos mismos. 

Una vez hecho, el alumnado sentía verdadera necesidad y deseo de compartir sus escritos, de comunicarlos, de sentirse oídos, de que sus compañeros y compañeras les hicieran comentarios y preguntas. Y es que le habían puesto mucha ilusión a este trabajo de búsqueda de información tanto en internet y libros como, en algunos casos, en entrevistas directas a las personas protagonistas o familiares.

El abanico de personalidades ha sido bastante amplio, desde personas de actualidad que interesan al alumnado desde distintos ámbitos como el deportivo o las artes (música y cine principalmente) , a personajes relevantes que han dejado su huella en la humanidad en distintas disciplinas como la científica, cultural, literaria, histórica o musical. 

En un último apartado están aquellas biografías protagonizadas por familiares, generalmente abuelos, abuelas o incluso bisabuelos,  bisabuelas y hasta un tatarabuelo que nos han acercado de una forma sencilla y amena la vida de estas personas y han propiciado conversaciones familiares muy enriquecedoras.

Hemos conocido, entre otros,  el caso de un abuelo que inventó un juego que llegó a jugarse a nivel regional parecido al baloncesto, abuelas a las que les tocó unos tiempos difíciles pero que a pesar de ello no sucumbieron, consiguieron superar las adversidades y ser felices, un padre que vivió el mismo atentado terrorista que Irene Villa y hasta un tatarabuelo que participó en la segunda guerra mundial.

 Han habido trabajos de un alto nivel tanto por la calidad del escrito y la investigación realizada como por el componente afectivo que transmitían. Se ha convertido así en un homenaje a nuestros mayores porque todos han estado muy presentes en nuestros comentarios y sobre todo en nuestros corazones.

Aunque el intervalo de tiempo en algunos casos no es muy grande sí que hemos apreciado las diferencias en la forma de vida, en el trabajo, las costumbres, las formas de divertirse, en las relaciones familiares, las comidas... y hemos comprobado la capacidad de adaptación de estas personas a los nuevos tiempos, a las nuevas formas de vida y a las tecnologías de esta sociedad actual. Y los más jóvenes, han podido conocer y comprender un poco mejor a nuestros mayores, aunque a veces costaba un poco de trabajo comprender un mundo y una vida sin algunas de las cosas que ahora consideramos imprescindibles. 
En cierta manera han conocido de primera mano su pasado más cercano, que enlaza con su presente, y éste se proyecta con fuerza en el futuro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario