"Donde se quiere a los libros también se quiere a las personas" Heinrich Heine

martes, 12 de noviembre de 2013

LA TOLERANCIA EMPIEZA EN NOSOTROS MISMOS

Puesto que soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.
                                                                                         Mahatma Gandhi

El día 16 de noviembre se celebra el Día de la Tolerancia.  En torno a esta palabra giran otras como la comprensión, la humildad, la inclusión y en el polo opuesto la inflexión, la soberbia, los prejuicios, la exclusión, la fobia, el odio o la intolerancia. Pero, ¿qué es  la tolerancia? ¿cómo se manifiesta?
La tolerancia se manifiesta en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y modos de ser humanos. La fomenta el conocimiento, la educación, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento.  La tolerancia  brota de la armonía en la diferencia  y ésto  posibilita la paz.

La educación es el medio más eficaz de prevenir la intolerancia porque permite conocer y desarrollar el juicio crítico y razonamiento ético.

Sabemos que no es fácil. A veces la vida es compleja, está en continuo cambio, movimiento,  nos depara sorpresas. La vida es una obra de arte que vamos creando momento a momento. De ahí que sea tan importante tomar conciencia de nuestras emociones, pensamientos y actitudes ante la realidad y lo que nos sucede para que esta información nos dé la oportunidad de reconducirlos y mejorarlos.

Ser tolerantes depende de nosotros mismos. ¿Os habéis preguntado cómo se asoma la tolerancia en nuestro día a día y cómo podemos cultivarla? En La Tolerancia encontraréis juegos y reflexiones que os ayudarán a entenderla. Y después... a practicarla.


Un niño negro, con la piel negra, los ojos negros,
el pelo crespo o rizado, es un niño.
Un niño blanco, con la piel rosa, los ojos azules o verdes,
el pelo rubio y lacio, es un niño.
Ambos, el negro y el blanco, tienen la misma
sonrisa cuando una mano les acaricia la cara,
cuando se les mira con amor y les habla con
cariño. Derraman lágrimas de la misma
manera si se les contraria, si se les hace
daño.
No existen dos caras absolutamente
idénticas. Cada cara es un milagro.
Porque es única.Aunque dos caras se
parezcan, nunca serán totalmente las
mismas.
La vida es justamente este milagro, este
movimiento permanente y cambiante que
nunca reproduce la misma cara...
Vivir juntos es una aventura donde el amor, la amistad,
es un bonito encuentro con lo que no es yo, con lo que siempre
es diferente de yo y que me enriquece.

 Tahar Ben Jelloun


No hay comentarios:

Publicar un comentario